top of page
  • Foto del escritorAida Cabrero

¿Qué es el suelo pélvico?

Actualizado: 11 feb


En el post de hoy os traemos la entrevista sobre suelo pélvico que realizamos para el podcast Queremos ayudarte! de masymas.



En ella hablamos sobre las dudas más frecuentes sobre suelo pélvico:



Aida Cabrero con modelo de suelo pélvico


Intro: Bienvenidos a Queremos ayudarte!, un podcast de supermercados masymas que nace con el objetivo de compartir el conocimiento de muchos que tenemos la suerte de que nos acompañen al otro lado del micro.


Carmen: En este episodio de Queremos ayudarte!, un podcast de supermercados masymas, en el que nos rodeamos de todos los que creemos que nos pueden ayudar ellos a nosotros para difundir información de utilidad para los oyentes, nos vamos a, entre comilleo, aprovechar del saber hacer y del conocimiento de Aida Cabrero. Aida Cabrero es fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y además tenemos la suerte de tenerla en Oviedo, en la clínica de Yñigo Nicolás, donde habla y practica un tipo de fisioterapia que, como decíamos, fuera de micro hace un segundo, es un tema que hace muy poco era muy desconocido y que parece que hoy en día se comienza a hablar, que es el suelo pélvico.


Aida: Exacto. Gracias a Dios, ahora se habla bastante, está muy de moda, lo cual a mí me alegra mucho porque es difícil. Es un tema muy importante, tanto en la mujer como en el hombre y hasta hace nada era un tema como bastante tabú.


¿Qué es el suelo pélvico?


Carmen: Vamos a empezar por las bases, como las pirámides, que es lo que hace que se aguanten tantos años. Vamos a empezar hablando de qué es el suelo pélvico, porque oímos hablar, pues como cuando oímos hablar de la flor intestinal, ¿no? pero... ¿Qué es realmente? ¿Qué es el suelo pélvico?


El suelo pélvico es un conjunto de músculos que cubre nuestra base de la pelvis, trabaja en conjunto con el abdomen, con el diafragma y con los electores de columna

Aida: Pues mira, en realidad el suelo pélvico, yo siempre lo explico igual, es un conjunto de músculos que cubre nuestra base de la pelvis. El problema del suelo pélvico es que trabaja en conjunto con el abdomen, con el diafragma y con los electores de columna. Entonces, es como un coche. Tu coche va bien, puede no tener luces y funcionar perfectamente hasta que llega un día que te la pegas. Pues esto es igual, tú puedes tener un suelo pélvico perfecto y maravilloso, pero si tu abdomen no funciona bien, tus electores de columna no funcionan bien o tienes una mala postura... va a llegar un momento en el que explota. Entonces, en la sesión de suelo pélvico, lo que siempre hacemos es hacer una valoración completa de todos los aspectos que acabo de comentar para valorar el conjunto global y a partir de ahí se trabaja con lo que encontramos.


¿Qué problemas relacionados con el suelo pélvico se tratan en mujeres?

Carmen: Hablamos de columna, hablamos de otros músculos que hacen que dependa la salud de nuestro suelo pélvico... Comentábamos antes, que nos damos cuenta de adultos, a veces, porque nos apuntamos a pilates o a hipopresivos, que no sabemos respirar. En el caso del suelo pélvico, ¿Cuáles son las patologías más comunes de suelo pélvico que nos pueden hacer entender que tenemos que cuidarlo? Que entiendo que todos nos deberíamos de cuidar el suelo pélvico, pero ¿Cuándo habría que ser más consciente?


Aida: Pues mira, lo que más nos suele llegar a consulta ahora mismo son dispareunas, que es lo que conocemos como dolor en las relaciones sexuales, que es algo que pasa muy a menudo, más en mujeres que en hombres, y se tapa bastante. Es decir, te dan un lubricante o ayudas así un poco externas, pero nadie te lo soluciona desde el punto base. En el suelo pélvico lo que hacemos es hacer una buena valoración y ya se empieza a hacer tratamiento y en pocas sesiones se consigue mucha mejoría.


Luego, lo más conocido, que todo el mundo habla de ello, son las incontinencias. Pero lo menos conocido es que hay tres tipos. Podemos tener incontinencia urinaria, incontinencia fecal o incontinencia de gases. De gases y fecal son las menos comunes, pero sí es verdad que son las que más nos limitan en la vida diaria, porque una incontinencia urinaria, la gente se pone compresa si va pasando, pero una incontinencia fecal... dejas de salir, dejas de hacer vida social porque andar por la vida con un pañal con heces, no es lo más cómodo.


Otra patología son los prolapsos, que nadie nos quita de tener un prolapso, hay factores de riesgo como los embarazos múltiples y demás, pero sí es verdad que aquí es muy importante la prevención.


Las patologías más comunes de suelo pélvico son: dolor en las relaciones sexuales, incontinencias y prolapsos

Aida: Por eso yo siempre explico que cuanto antes te hagas una valoración de suelo pélvico, mejor. No tienes que esperar ni a estar embarazada, ni a tener un dolor, ni a tener un prolapso para hacerte una valoración. Si te lo haces, por ejemplo, con 20 años, que no deberías de tener nada y ya lo evitas y solucionas un problema que igual tú ni sabías que tenías, te evitas tener un prolapso a largo plazo cuando ya somos más adultos.


Y luego ya, por último, están los problemas oncológicos, que ahora se está empezando a hablar un poco más. Tanto en la mujer como en el hombre, hay patología de suelo pélvico relacionada con procesos oncológicos. Entonces, aquí los fisios entramos muy fuerte. El problema es que los oncólogos todavía no saben qué podemos hacer. Estamos un poco luchando para trabajar en conjunto con oncología, que yo creo que es lo más importante, trabajar en conjunto porque cada uno tiene sus cosas. Yo no me voy a meter en el trabajo de nadie, pero sí que cada uno pueda aportar sus cosas y que desde oncología al paciente le expliquen, "Mira, debes ir al fisio y debes hacer esto".


¿Qué diferencia hay entre un fisio de suelo pélvico y un ginecólogo?

Carmen: Eso iba a preguntarte, ¿Qué hacéis exactamente? Porque claro, la gente dirá "Vale, pero entonces, ¿eso es un ginecólogo?"¿Qué es exactamente la labor que hace un fisio de suelo pélvico?


Aida: La diferencia con el ginecólogo o el urólogo es que el ginecólogo valora los órganos pélvicos, pero no valora la musculatura, la elasticidad, si hay una contractura, si hay un hipotono, un hipertono... ahí entramos nosotros. Entonces, es verdad que cada vez más desde ginecología nos derivan a muchos pacientes, pero nosotros lo que valoramos es cómo está la musculatura. Como expliqué antes, es un músculo, igual que tú tienes una contracción en las lumbares o en las cervicales, pues puedes tener una contractura en el suelo pélvico o al contrario, puedes tener muy poco tono. La gente que anda muy encorvada porque tiene poco tono en todos los electores de columna, entonces, igual que tú tienes poco tono en la espalda, puedes tener poco tono en el suelo pélvico y eso es lo que nos deriva luego problemas en el futuro.


Igual que tú tienes una contracción en las lumbares o en las cervicales, pues puedes tener una contractura en el suelo pélvico

Carmen: Y hay una serie de siempre hay cosas que normalizamos, pero que no son normales. Por ejemplo, antes decías del dolor en las relaciones o la incontinencia. Yo creo que esta última es una de las que más se normaliza. "Es que tuve tres niños y tengo 60 años... ¿Cómo no me voy a hacer pis?" ¿Eso es un mito? ¿Se puede luchar contra eso?


Aida: Mira, yo he tenido pacientes de 80 años que han venido a tratarse una incontinencia y han mejorado y se han curado. Entonces, lo que no tiene sentido es que lo normalicemos: llevar compresa todo el día y durante toda tu vida no es normal. Tienes que hacerte una valoración y tratarlo. Sí es verdad que depende de qué tipo tengas, pues hay un tratamiento u otro, pero siempre hay un tratamiento y siempre hay una cura. Mearse encima no es normal.


¿Pueden tratarse los dolores menstruales con fisioterapia?

Carmen: Otro tema que normalizamos también, que hablábamos fuera de micro y que creo que un alto porcentaje de las mujeres lo sufre, son los dolores menstruales, que la mayoría desconoce que se pueden tratar también con fisioterapia


Aida: El problema del dolor menstrual es que se genera unas adherencias y lo que nos duele es la ovulación. En la menstruación lo que ocurre es que nuestros ovarios sacan unos óvulos, ¿vale? Y ahí el problema es que si se crean adherencias y yo no tengo un espacio limpio, por así decirlo, empiezo a tener dolores. Si los dolores son en todas las reglas y son altos, o sea, son dolores que tenga que tomarme un ibuprofeno, un enantyum, eso no es normal. Y eso aunque nos han hecho pensar muchos años qué es lo normal, no, lo normal es que tú tengas una regla y que no pase absolutamente nada, que notes que tienes la regla porque empiezas a sangrar. Entonces, nosotros también entramos en los dolores menstruales, aunque es lo menos conocido, pero sí que con radio frecuencia, con movilidad y demás, todo mejora.


Carmen: ¿y estaríamos hablando le han dado un tratamiento a largo periodo o se ven rápido los resultados?


Aida: Se ven los resultados, pero sí es verdad que en los dolores menstruales hay que hacer más seguimiento que igual otros dolores que con unas sesiones ya se solucionan. Pero sí es verdad que en el dolor menstrual se nota mucho la mejoría. Son chicas que pasan de "Me duelen todas las reglas" a "Vale, esta me dolió, pero las otras dos no me dolieron nada". Ya solo con eso, y evitarte que tengas que tomar medicación dos períodos, ya es una mejoría.

Los dolores de regla y las pérdidas de orina no deberían normalizarse y pueden tratarse con fisioterapia

¿Funcionan las bolas chinas? ¿Funcionan los hipopresivos?

Carmen: Y muchas veces ahora oímos hablar de suelo pélvico, de remedios, cosas que hacer, pero entiendo que tú como profesional del sector verás muchos más mitos, ¿no? Uno, por ejemplo, es el tema de realizar trabajos con bolas chinas. Cuéntanos un poco por ahí, porque seguramente mucho de lo que oímos, como por ejemplo decías el dolor menstrual, que está normalizado y realmente no deberíamos de normalizarlo, pues en Internet, que hoy en día claro, hay acceso a mucha información buena y mala.


Aida: Internet y las redes sociales tienen una cosa muy buena, que es que la gente se entera de todo, pero también te enteras de cosas que igual son mentira. Las bolas chinas, que ahora ya creo que están algo menos de moda, estuvieron muy de moda y todo el mundo compraba ejercitadores pélvicos ¿Qué pasa? Que si por ejemplo, una persona que tiene una hipertonía, se compra las bolas chinas porque le duele tener relaciones, lo que está haciendo es hipertrofiar todavía más esa musculatura. Para mí las bolas chinas tienen uso después de que te hayas hecho una valoración y que tu fisio te haya recomendado el uso de bolas chinas. Con los hipopresivos pasa un poco lo mismo. La gente hace hipopresivos en gimnasios, en grupos de 20 personas y claro, es imposible que lo hagan bien porque no sabes qué estás haciendo... mucha gente que me viene y me dice "No sé, me dijeron que cogiera aire, que soltara, que me tirara el ombligo, que abriera costillas... No tengo ni idea de lo que estoy haciendo." Entonces, primero aprende a hacerlos, y luego ya vete tranquilamente a una clase de gimnasio. Pero que tu fisio te haya dicho "Vale, esto es lo que tienes que hacer, esto es lo que estás haciendo bien, y esto es lo que estás haciendo mal." Pero apuntarte a clases hipopresivos y no haberte hecho una valoración, pues como las bolas chinas, a veces es contraproducente.


Bajo la supervisión de un fisioterapeuta, las bolas chinas y los hipopresivos pueden ser buenas herramientas de tratamiento de suelo pélvico

¿Qué problemas relacionados con el suelo pélvico se tratan en hombres?

Carmen: Una última cosa interesante, el suelo pélvico no solo es una cosa femenina, los hombres también tienen suelo pélvico, ¿verdad?


Aida: ¡Claro! El suelo pélvico es igual en el hombre que en la mujer. Obviamente, en el hombre, por ejemplo, un prolapso no existe, porque no tiene un agujero de salida como tenemos nosotras, pero sí que hay otros problemas asociados. Los hombres cada vez consultan cada vez más, pero cuando tienen un problema. Los hombres también deberían hacer valoraciones previa para evitar problemas. Las patologías que más les preocupan son la disfunción eréctil y la eyaculación precoz. Ahí también entramos. Si tienen un problema de ese estilo, sí que vienen y hacen todo lo que les pidas. Son super buenos pacientes.


Carmen: Pues es importante porque además eso yo creo que hay gente que no lo sabe. No saben que un fisio en el suelo pélvico puede ayudar a la disfunción eréctil.


La fisioterapia de suelo pélvico también es para hombres. Puede solucionar la disfunción eréctil y la eyaculación precoz

Aida: Sí, además normalmente somos chicas las que tratamos el suelo pélvico, entonces una de las razones por las que los hombres no tratan el suelo pélvico es que la mayoría de fisios especializados somos mujeres. Yo creo que es como que les da vergüenza porque "encima es una mujer". Tienen que olvidarse de eso, al final es como si vas al urólogo o al médico. Somos pocos y somos mujeres, te diría que el 90% somos chicas. O sea, chicos sí que hay muchos menos... Yo cuando realicé el máster éramos, yo creo que 25 y solo uno era un hombre. Entonces somos pocos pero cada vez hay más, que es bueno, y hay campo para todos porque todos tenemos suelo pélvico. Es como ir al dentista, o sea, debería ser algo que se normalizase lo suficiente.


Carmen: Eso es verdad, sois muy pocos todavía especialistas en suelo pélvico en España.


Aida: Fisios especializadas en suelo pélvico en Oviedo seremos pocas, pero yo creo que cada vez va a haber más y cada vez van a haber más clínicas y más profesionales. Y eso es bueno porque tener dónde elegir también es bueno y es muy importante.


La fisioterapia de suelo pélvico en Oviedo está creciendo y eso es bueno porque tener dónde elegir es muy importante


 

Escucha el episodio en otras plataformas ▶️


Comentarios


bottom of page